Autor: Redes 2 diciembre 2012

No había tenido tiempo hasta ahora de ocuparme de arreglar los papeles para disponer de un lugar adecuado cuando me vaya un rato al otro mundo. Si no me ocupo de ello ahora, con setenta y seis años, ¿cuándo voy a hacerlo?

Ver entrada completa y comentarios en el blog de Eduard Punset