Autor: Redes 15 febrero 2015

Piensen por un momento en todos los quehaceres cotidianos que realizan sin apenas prestar atención: caminar, conducir, darse una ducha… Guiados por un piloto automático, nos dejamos llevar, pues sabemos que el resultado de estas acciones suele ser bueno. ¿Alguien se ha preguntado quién demonios toma las riendas de estas acciones tan poco premeditadas?

gigerenzer

Ver entrada completa y comentarios en el blog de Eduard Punset

Autor: Redes 13 abril 2014

Me pregunto por qué nadie dice nada, cuando son cosas fáciles de entender, aunque la mayor parte de la gente prefiera no fijarse.

Ver entrada completa y comentarios en el blog de Eduard Punset

Autor: Redes 23 junio 2013

Es fácil decir que la ausencia de las nuevas competencias que exige la sociedad del conocimiento, comparadas con las modeladas por la revolución industrial, tiene la culpa del índice atrabiliario de paro entre los jóvenes. Lo difícil es demostrarlo y, más que eso, explicar el contenido de las competencias que se echan de menos.

Ver entrada completa y comentarios en el blog de Eduard Punset

Autor: Redes 28 abril 2013

El título de esta conferencia que estoy dando este finde en El Ser Creativo es absolutamente verdad. Por lo menos hasta que no se demuestre lo contrario. Son seis resoluciones. Un poquito más de la mitad de los diez mandamientos que, según los creyentes, iban a transformar el mundo.

Ver entrada completa y comentarios en el blog de Eduard Punset

Autor: Redes 20 enero 2013

Estoy en Londres, como en los viejos tiempos, para saludar el Año Nuevo. Esta semana hemos entrevistado a cuatro científicos que irán alimentando otros tantos programas de Redes, de Televisión Española.

Ver entrada completa y comentarios en el blog de Eduard Punset

Autor: Redes 4 noviembre 2012

Una manera distinta de clasificar a la gente en introvertidos y extrovertidos consiste en dividirlos en intuitivos y racionales. Estos primeros van por la vía más fácil a la hora de tomar una decisión, mientras que los segundos tienden a complicarse la vida para –según ellos– equivocarse menos. Digamos de antemano que los partidarios de utilizar la razón en lugar de la intuición se equivocan tanto o más que los segundos y que la mente se mueve con menos dificultades en el último caso.

Ver entrada completa y comentarios en el blog de Eduard Punset