Autor: Redes 4 octubre 2011

Redes para la Ciencia: Para gustos, los coloresAntes se pensaba que la belleza era un atributo inherente a la obra artística. La belleza tenía su existencia en sí misma, en el mundo externo, y la persona era más bien un sujeto pasivo contemplador de la misma. Era objetiva, con una presencia externa y eterna en el mundo. Hoy sabemos, por el contrario, que la belleza es algo subjetivo, un producto “interno” que arranca del cerebro humano y que no está en aquello que se contempla.

El neurocientífico Francisco Mora nos explica cómo cada cerebro interpreta la belleza a su manera. Lo hace en el reportaje Creando belleza… del número 19 de la revista Redes para la Ciencia. Pide la revista en tu kiosco para leer la entrevista o suscríbete aquí para recibir los ejemplares en casa.

Detalle de La Gioconda, de Leonardo da Vinci, icono de la belleza femenina en su tiempo (imagen: Wikipedia).