Archivo de Agosto, 2014

Tiempo y arena

Domingo, Agosto 31st, 2014

El viejo reloj de arena concentra los dos bienes mas escasos y valiosos de la economía actual: la arena y el tiempo.

sand

Granito a granito (imagen: Rachel / Flickr).

Ver entrada completa y comentarios en el blog de Eduard Punset

Sobre hemiciclos

Domingo, Agosto 24th, 2014

Los parlamentarios de aquí y de otros países harían bien en aprovechar su ausencia del Congreso durante el verano para pensar no solo en el sistema electoral y la formación de mayorías, sino también para deducir el diseño arquitectónico ideal de los palacios que los cobijan durante el invierno.

parlamento

El Parlamento Europeo en Estrasburgo (imagen: © European Union 2014 – European Parliament).

Ver entrada completa y comentarios en el blog de Eduard Punset

La amistad reclama atención

Domingo, Agosto 17th, 2014

Tengo ganas de hacer una encuesta personal entre mis amigos y lectores. La pregunta es muy importante, pero he tenido que cumplir casi 80 años para planteármela. Me tiene cavilando desde hace unos días porque, en definitiva, es cierto que muchas cosas cambian en función de la importancia que otorgamos a la amistad. La amistad, como el amor, la seguridad u otras emociones básicas y universales, reclama siempre más atención de la que solemos darle.

Ver entrada completa y comentarios en el blog de Eduard Punset

Acéptenlo: hoy el mundo es digital

Domingo, Agosto 10th, 2014

A finales del siglo XIX, un ingeniero autodidacta, Frederick Winslow Taylor, comenzó a aplicar la organización científica a las tareas que se realizaban en sus fábricas siderúrgicas. Y a comienzos del siglo XX, a otro ingeniero estadounidense le dio por aplicar un método parecido a la fabricación de automóviles, lo que revolucionó la producción industrial.

Ver entrada completa y comentarios en el blog de Eduard Punset

Desde el Atlántico

Domingo, Agosto 3rd, 2014

Estoy en un pequeño pueblo humedecido por el Atlántico, cerca de Royan, bien al norte de Burdeos. La especie más prolífica y vistosa por aquí son los pájaros –muchísimos más que los humanos–, y sus colores no son chillones, sino matizados; es como si, al ser privados de la compañía de los humanos, su señal para los depredadores se hubiera dulcificado: ¿para qué hacían falta colores más brillantes para alejar a las bestias carnívoras? La naturaleza parecía tener razón: todo gris y pocas estridencias.

atlàntic

Una playa del Atlántico, en la región francesa del Charente Marítimo (imagen: Jean-Paul Lesage / Flickr).

Ver entrada completa y comentarios en el blog de Eduard Punset