Archivo de junio, 2014

Reformas pendientes

domingo, junio 29th, 2014

Una de las cosas que he descubierto a mis 78 años es que nadie nos habló fríamente de Guerra Civil Española, la confrontación armada más cruenta del siglo XX. Y me ha dado por hacer una encuesta estos últimos días para saber a cuántos se les había hablado de ella en sus casas.

Ver entrada completa y comentarios en el blog de Eduard Punset

Sin movimiento no hay trabajo

domingo, junio 22nd, 2014

Cuando Charles de Gaulle renunció a la presidencia de Francia, en 1969, se refirió a su avanzada edad calificándola como «un naufragio». Durante el discurso de abdicación del Rey Juan Carlos, me acordé de lo que dijo el político francés y no estuve seguro de que el Rey de España no hubiese pensado lo mismo durante los primeros indicios de su salud declinante.

Ver entrada completa y comentarios en el blog de Eduard Punset

Nuestro proyecto más social

domingo, junio 15th, 2014

Una de las principales actividades de la Fundación Eduardo Punset es la de prestar apoyo psicológico a través de las nuevas tecnologías de la comunicación. En noviembre del 2009 se creó la plataforma de Apoyo Online, APOL, cuyo objetivo principal es evitar el estigma y el aislamiento de quienes sufren por motivos sociales y emocionales, sin poder hablar de ello ni hallar una respuesta a tales reacciones.

Ver entrada completa y comentarios en el blog de Eduard Punset

Tres estatuas doradas

domingo, junio 8th, 2014

El premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica 2014 ha recaído –sin que se hayan dado cuenta los miembros del jurado, entre los que figura desde hace muchos años el autor de este artículo– en tres químicos singulares que habrían podido figurar en la lista de los químicos que impulsaron la Revolución Industrial.

Ver entrada completa y comentarios en el blog de Eduard Punset

Somos una comunidad andante de bacterias

domingo, junio 1st, 2014

No es la primera vez que veo al público en general aceptar el discurso de los demás. Los pensamientos –hoy lo sabemos– son el resultado de haber pergeñado a lo largo del tiempo, y no siempre en la misma dirección, la primera constatación inicial.

Ver entrada completa y comentarios en el blog de Eduard Punset