Autor: Redes 22 Mayo 2011

Muchas personas, más de una empresa, educandos y hasta algún amigo del mundo de la política me preguntan qué me suscita la crisis actual en el cerebro; acostumbrado como está a descodificar la realidad para entender un poco lo que pasa alrededor, ¿cuál es su reacción ante el hecho descabellado de que la mitad de los jóvenes de este país esté sin trabajo y el paro global supere ya más del 21 por ciento? ¿Qué tentaciones tiene mi cerebro, acostumbrado como está desde tiempo inmemorial a solo dos opciones: to fight or to fly –luchar contra las dificultades o bien largarse, huir cuanto antes–?

Ver entrada completa y comentarios en el blog de Eduard Punset