Autor: Redes 14 Noviembre 2010

No es cierto que estemos sumidos en una crisis mundial. Estados Unidos se debate entre crecer un poco más para garantizar su supremacía los próximos cien años o aumentar el bienestar de los más desamparados. Los países emergentes están en pleno crecimiento económico y no acaban de creerse que pueden alcanzar a los países más ricos. Europa sí está sumida en una crisis duradera fruto de haber sobrepasado la línea del máximo endeudamiento permitido, tanto público como privado. En términos claros, hemos vivido demasiado tiempo por encima de nuestros medios.

Ver entrada completa y comentarios en el blog de Eduard Punset