Autor: Redes 7 abril 2013

Es muy raro que a estas alturas no sepamos absolutamente nada de dónde guardamos todo
lo que supuestamente sabemos. En la Harvard Business School, en Boston, estuve esta mañana hablando con una científica que me explicaba que, gracias a las cantidades millonarias que se estaban invirtiendo por todo el mundo para salir de ese atolladero cognitivo, faltaba muy poco tiempo para descubrir eso que me preocupaba.

Ver entrada completa y comentarios en el blog de Eduard Punset

p5rn7vb