Autor: Redes 30 diciembre 2012

Me molesta que la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, insista en que no puedo votar, aunque me guste responder a cualquier pregunta que me quieran hacer el señor Rajoy o el señor Mas. Francamente, me gusta que por una vez me pregunten algo, sobre todo en un país donde han pasado cuatrocientos años sin hacerlo.

Ver entrada completa y comentarios en el blog de Eduard Punset

p5rn7vb